Imprimir 


 

 

El impacto de la nueva EDAR de Valdemoro: el tomillo de Aranjuz

Valdemoro, 15 de diciembre de 2014

El tomillo de Aranjuez (Thymus lacaitae) es un endemismo del centro peninsular que podemos encontrar en las provincias de Madrid, Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete. También se ha citado en la Comunidad Valenciana.

Como curiosidad cabe reseñar que su nombre científico hace honor a Charles Carmichael Lacaita, un botánico británico de origen italiano que recorrió España hace alrededor de un siglo herborizando plantas. Carlos Pau, otro ilustre botánico español, le dedicó este tomillo.

La parcela donde se pretende ubicar la nueva EDAR afectaría a un excelente tomillar de esta especie, el tomillo ibérico más estrictamente gipsícola, esto es, con preferencia por suelos yesíferos.

El tomillo de Aranjuez lo podemos encontrar en jabunales y tomillares, conformando el hábitat prioritario de conservación, según la Directiva Hábitats, "1520. Vegetación gipsícola ibérica (Gypsophiletalia)".

Resulta la mar de curioso, por emplear un tono prudente, que el estudio de impacto ambiental encargado por el Canal de Isabel II a la empresa Prointec no hiciera mención alguna a la presencia de este hábitat prioritario en la parcela estudiada.