Imprimir

 

 

Respuesta a las afirmaciones del Concejal de Urbanismo y Medio Ambiente en relación a la tala de árboles

Valdemoro,28 de febrero de 2010.

El Espartal-Ecologistas en Acción quiere salir al paso del comunicado emitido por el Gabinete de Prensa del Ayuntamiento a propósito de la Árboles talados lejos del taluddenuncia de talas de árboles en el municipio.

En primer lugar celebramos que los responsables municipales se decidan a romper su acostumbrado silencio ante las innumerables demandas de información y denuncias formuladas por esta asociación.

 

Basta de engaños a la opinión pública. Con los criterios esgrimidos por los responsables municipales ningún árbol del municipio –está a salvo de las motosierras. Todavía está reciente en el tiempo la tajante negativa municipal a repoblar la parcela 14 del polígono 21, en una iniciativa promovida por esta asociación y avalada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Una muestra más de la estrechez de miras respecto al patrimonio forestal del municipio.

Nson menos graves ciertas afirmaciones del Sr. Concejal que revelan un profundo y sonrojante desconocimiento de la Ley 8/2005, de 26 de diciembre, de Protección y Fomento del Arbolado Urbano de la Comunidad de Madrid. Constituye un sarcasmo, por ejemplo, escuchar que en Valdemoro se vela por el cumplimiento de esta Ley cuando el Ayuntamiento desprecia olímpicamente las prescripciones de la misma. En efecto, esta Ley establece que en aquellos casos en los que la tala sea la única alternativa viable se exigirá, en la forma en que se establezca, la plantación de un ejemplar adulto de la misma especie por cada año de edad del árbol eliminado. Un olvido deliberado del Sr. Concejal de este aspecto tan central de la Ley.

Justificar la tala de árboles es sólo decir las cosas a medias, si tenemos en cuenta que hace falta precisar cómo y dónde se han plantado los árboles tal y como la Ley establece en el capítulo de medidas compensatorias.

¿Quiere que sigamos recordándole sus incumplimientos? ¿Por qué no se obligó a las empresas constructoras el cumplimiento de la ley, que dice textualmente que ha de plantarse, por cada plaza de estacionamiento en superficie, un árbol, preferente de hoja caduca, a partir de la entrada en vigor de la Ley? (Artículo 7, punto c). Sea tan amable de respondernos: 320 plazas de aparcamientos del recinto Ferial y ni un sólo árbol plantado; Hospital de Valdemoro, con más de 400 plazas y sólo 79 árboles plantados; Mercadona, en El Caracol, con 48 plazas y ningún árbol; Piscina Cubierta de Valdesanchuela; 56 plazas y 12 árboles plantados, etc. etc. etc.

Sospechamos que la preocupación que manifiesta por las dificultades de tránsito por las aceras que afectan a peatones y personas de movilidad reducida no va a alterar la clamorosa inhibición municipal que se advierte cuando son los automóviles y no los árboles los que obstaculizan aceras y pasos de cebra.

Resultan inaceptables las conjeturas del Sr. Concejal atribuyendo a motivos de seguridad la tala a matarrasa de más de un centenar de árboles localizados en los alrededores de la vía del tren. Sólo alguien con un desconocimiento completo de la ubicación de esos rodales y, en consecuencia, ignorante del objeto de la denuncia puede hacer afirmaciones tan gratuitas. Aprovechamos para preguntarle dónde están los 75 metros de anchura de la vía pecuaria “Cañada de los Cerros de Castillejo”. Si es verdad que el patrimonio forestal goza de la máxima protección -cosa que la desquiciada política urbanística encabezada por el Sr. Hernández desacredita totalmente- debería haber exigido explicaciones a ADIF/RENFE sin la menor demora.

Fíjese hasta qué punto les debe preocupar el fomento del arbolado en nuestro municipio que en la revisión del Plan General de 2004 propusieron a la Comunidad de Madrid que todo el suelo rústico fuera urbanizable. Tuvo que ser la propia Comunidad la que, introduciendo algo de sensatez en la cuestión, vetara dicha solicitud en virtud de la cual hoy los ciudadanos podemos disfrutar de una mayor cuota de terreno forestal. ¿Realmente quién pretende crear confusión?.

Por otro lado seguimos esperando a que nos contesten dónde han ubicado el suelo forestal como compensación por la recalificación de suelo forestal a urbanizable, tal y como les obliga la ley y el mismo Plan General de Ordenación Urbana.

No le vendrá mal saber que el arbolado abatido constituía un hábitat fundamental para algunas de nuestras especies de aves más amenazadas.. Es el caso del Alcaudón real (Lanius meridionalis), cuyos efectivos se están viendo reducidos de forma alarmante en el sureste de la región. También aquí se incumplen leyes y catálogos que les amparan y vd. debería saberlo.

Finalmente, no podemos dejar de expresar nuestra perplejidad al comprobar que los mismos que reconocen tintes demagógicos en nuestra denuncia anden detrás de ese formidable instrumento de autobombo y propaganda en el que se ha convertido el Boletín Informativo Municipal y en el que cada mes, con cada entrega, asistimos a un nuevo capítulo de la historia más bella jamás contada.