Imprimir

 

 

CIRUELO JAPONÉS

 Valdemoro,7 de marzo de 2021

La creciente degradación ambiental de Valdemoro puede hacer que dejemos en segundo plano instantes de plenitud natural a veces muy espectaculares. En esos casos merece la pena disfrutar de esas manifestaciones. La tempranera floración de árboles ornamentales como la del llamado ciruelo japonés es una de ellas.

Su nombre latino es Prunus cerasifera, que significa “que da cerezas”, ya que las ciruelas que produce se asemejan a cerezas. La variedad que contemplamos en nuestros parques, la atropurpurea, presenta flores cuya tonalidad va del blanquecino al rosado y que aparecen antes de que lo hagan las hojas. Estas son de un color púrpura muy característico.

También se conoce como mirobálano o ciruelo de Pissardii, en homenaje al jardinero del Sha de Persia, que lo introdujo en Francia y de allí pasó a toda Europa.

Es un árbol que necesita suelos drenados, sol y luz en abundancia y que resiste bien las bajas temperaturas. El dramático paso de Filomena ha sido en este sentido una difícil prueba que parecen haber superado bien nuestros ciruelos valdemoreños.

Os animamos a visitar y contemplar estos bonitos árboles. Eso sí, hacedlo cuanto antes, ya que las flores caerán en apenas unos días, privándonos de ese momento único en el año. Una recomendación puede ser el parque Tierno Galván y en particular su senda exterior flanqueada por ciruelos de Pissard.