El tramo bajo del Jarama a punto de desecarse rodeado de parcelas agrícolas inundadas

 

Madrid,28 de junio de 2012

Los últimos días se está observando un preocupante descenso del nivel del río Jarama entre San Martín de la Vega y la desembocadura en el Tajo, en Aranjuez. En este tramo de unos 30 Kms el cauce prácticamente carece de agua, incumpliéndose los niveles mínimos del caudal ecológico. Mientras esto sucede los campos de maíz de la vega del Jarama están saturados de agua por el riego por inundación que se practica. La falta de caudal en el Jarama agravará los próximos días la difícil situación por la que atraviesa el río tajo a su paso por Toledo.  La Asociación Ecologista del Jarama “El Soto , la  Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Ecologistas en Acción, el Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA), Jarama Vivo y Plataforma para la Defensa del Henares han denunciado los hechos ante la Confederación Hidrográfica del Tajo.

 

El aspecto del río Jarama ha cambiado notablemente durante los últimos días coincidiendo con la temporada de riegos. Sin embargo, vecinos de localidades ribereñas no recordaban un episodio de desecación tan drástico, ni siquiera durante los meses duros de estiaje. Todo esto sucede a pesar de que hay reservas importantes de agua (69% en el embalse de El Atazar). El volumen de agua que discurre por el tramo bajo del Jarama, ni siquiera cumple el caudal ecológico al que obliga la Ley de Aguas para asegurar la vida en el río y su ribera.

La causa de esta situación se encuentra en los riegos “a manta” que se practican sin ningún control en el valle del Jarama. Los campos de maíz de San Martín de la Vega o Ciempozuelos aparecen inundados de agua a escasa distancia del cauce del río. Vecinos de estas localidades han comprobado en los pozos como el nivel freático se ha elevado hasta 4 metros respecto al nivel de hace una semana. Este derroche de agua para riego se realiza desde la Presa del Rey, punto donde se encuentran el Jarama y el Manzanares, y de donde parte la Acequia Real del Jarama que conduce las aguas fuertemente contaminadas del Manzanares para regar las parcelas agrícolas hasta Aranjuez.

Con esta alarmante situación en Madrid se agravará sin duda la lamentable situación por la que atraviesa el río Tajo, ya muy menguado por los trasvases de agua al Levante. Las mortandades de peces y los malos olores que se denunciaban recientemente en Toledo se agravarán notablemente en los próximos días.

La desecación del río Jarama constituye un grave atentado ambiental y un abuso inaceptable de un recurso público estratégico como es el agua. De no tomarse medidas urgentes por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo se pueden producir mortandades masivas de peces, la pérdida del bosque de ribera, malos olores o riesgos sanitarios. Todo esto se produce en un entorno ambiental supuestamente protegido: el Parque Regional del Sureste, que a su vez es una ZEPA, y forma parte de la Red Natura 2000. Los colectivos ecologistas denunciamos esta situación ante la opinión pública, y exigimos de la Comunidad de Madrid y de la Confederación Hidrográfica del Tajo que adopten medidas de urgencia para devolver el caudal ambiental que requiere el río, así como que definitivamente se tomen medidas para evitar el abuso y el despilfarro que todos los años se produce con el agua de riego.

 

Fotografías tomadas entre los días 26-28 de junio de 2012

                              

Río Jarama en San Martín de la Vega, con gran parte de su cauce seco, convertido en una secuencia de charcas.

El descenso de los últimos días puede ser de más de medio metro.

Acequia Real del Jarama a su paso por San Martín de la Vega.

Gran parte del caudal del Jarama circula por esta conducción

destinada al riego agrícola y Parcelas agrícolas inundadas en San Martín de la Vega

              

 Salida de la presa del Rey, con el cauce del río reducido a una cuarta parte.

A ambos lados de agua se puede comprobar las zonas habitualmente inundadas. 

El río Jarama aporta gran parte del agua que llega a Toledo.

En la imagen la desembocadura en Aranjuez del río Jarama (a la izquierda) en el río Tajo (a la derecha)